Entradas

Ùltimo Post

La Médium

Imagen
Constanza llegó a la edad del poco tacto con las personas sentimentales, poca paciencia con la humanidad en general y cero ganas de aparentar simpatía con la gente que le caía mal, que eran muchos y aumentaban cada día; había desarrollado una intolerancia al drama que su Doctora de cabecera denominó gastritis; podía sentir desde el primer contacto humano la mentira, la ira, la envidia y la vanidad en las personas, no tenía filtros, veía la verdad en todas las cosas sin anestesia.

No siempre fue así, hubo un tiempo en el que podría decirse que era una persona casi normal cuya máxima aspiración era tener un novio con auto, viajar con las amigas a Cancún en las vacaciones de verano, tener siempre 50 kilos, eso y una familia con esposo, hijos y perros; al final su peso subía y bajaba sincronizadamente con la cotización del Dólar, a lo más lejos que llegó fue a Salvador de Bahía de Todos los Santos con sus amigas y fue en ese viaje cuando su vida dio un giro copernicano, su amiga Carolina s…

Luna azul

Imagen
Julieta se encontraba en un salón adornado con una antigua araña con todas las velas encendidas atestada de gente con vestimenta elegante cuando percibió que un militar muy alto vestido de gala la observaba atentamente, su mirada era enigmática y perturbadora. Entonces sintió que caía lentamente girando y girando hasta tocar el frío suelo. 
Había caído de su cama en cámara lenta con la inclinación de su colchón, liada entre sábanas y almohadas dispersas, sin diferenciar aún el sueño de la vigilia, intento ubicarse en la oscuridad, cuando distinguió una sombra en su ventana, antes que pudiera gritar del susto, su hermano Dante le dijo:

-¿Qué haces en el suelo?
- y vos qué haces en mi ventana a estas horas? -respondió fastidiada Julieta.
Sonriendo por la absurda escena de ver a su hermana despeinada, sentada en el suelo y liada en las sábanas le dijo: - está por amanecer, sólo quería dejarte las llaves de tu auto, que tengas un buen día hermanita -dicho esto Dante dio media vuelta y se …

Economía de la Reciprocidad en la Tierra Sin Mal

Imagen
Vivimos en tiempos en donde el egoísmo es tan difundido que tendemos a creer que siempre fue así, sin embargo siglos atrás, los guaraníes, primeros habitantes del Paraguay, tenían otros valores, en donde la reciprocidad era era el fundamento de su economía y traspasaba todo su modo de ser.
Los guaraníes, según evidencias arqueológicas (Melià, 2004) llegaron a ocupar las mejores tierras de la cuenca de los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay, en ese contexto la divina abundancia de la que gozaban, junto con su hospitalidad sorprendieron a los españoles. En la cosmovisión guaraní, la tierra era un elemento fundamental de su economía de reciprocidad. La tierra ideal era aquella que permitía tener buenas fiestas. Los guaranies consideraban el trabajo común potirô la base de la economía de la reciprocidad.
La reciprocidad, jopói es la ayuda mutua, ellos trabajaban en comunidad, era común que los caciques organizaran grupos de trabajo para un día trabajar todos juntos en una chacra y luego feste…

Un día pasado por agua

Imagen
Parecía que sería un sábado normal, fui al trabajo y a la hora me avisan que el servidor está en mantenimiento por lo que no quedaba otra que volver a casa, mi meta del día era hacer una limpieza profunda al estilo Marie Kondo, tirar todo lo que no sirve, dejar todo reluciente para los nuevos desafíos de la semana, comencé lavando los cubiertos y todo iba super bien hasta que toco el grifo y cae estrepitosamente llenando la cocina de agua en segundos. Caos, no sabía donde estaba la llave para cerrar el paso del agua, un desastre, pido ayuda a los vecinos que acuden rápidamente, cambio de grifo a una hora del desastre, podía continuar limpiando, pero sencillamente con tanto alboroto quedé exhausta.

Me fijé en el celular, los profes instituto de fotografía estaba organizando un safari fotografico, miré el piso secandose lentamente después de la mini inundación, miré la foto del flyer de la invitación al safari, sentí que Yemanya me llamaba para calmar las emociones con agua de río y no h…